fbpx

Tener la oportunidad de viajar a Europa es un sueño hecho realidad. Pero ¿qué necesitas empacar para este increíble viaje?

Europa es un continente con todo tipo de climas, culturas y paisajes. ¿Por dónde empezar? Desde qué ponerte para andar paseando por ahí hasta gadgets y medicinas, aquí te dejamos nuestra guía de todo lo que necesitas empacar para viajar a Europa.

Ropa versátil

 

Los europeos tienen la fama de vestirse con bastante estilo. Por supuesto, tú no tienes que andar por Europa echando tiros, pero tampoco tienes que andar en pants deportivos todo el día. Si quieres pasar desapercibido y estar cómodo, vístete con ropa informal, pero con personalidad.

 

¿Qué ropa debes llevar a Europa? En general, opta por capas de ropa versátil que puedan llevarte del día a la noche. Por ejemplo, puedes llevar unos jeans oscuros, una camiseta clara y unos tenis durante el día, y en la noche ponerse una chamarra bonita, algún accesorio y zapatos. 

 

Por supuesto, la ropa que lleves a Europa cambiará en función a la temporada (se puede pasar de veranos calurosos e inviernos nevados), pero en cualquier época del año, recuerda llevar pocas cosas, pero que puedas combinar fácilmente para pasear de día y salir de fiesta de noche.

Zapatos cómodos

 

Aunque tengas unos zapatos increíblemente bonitos que te mueras por mostrar al mundo, la principal prioridad al viajar a Europa es 100% la comodidad. 

 

Caminarás mucho, frecuentemente por calles empedradas o empinadas, así que necesitarás un par de tenis o zapatos extra cómodos que te acompañen durante el viaje. 

 

Dependiendo del clima, pueden ser tenis, unas sandalias de uso rudo o incluso unas botas de hiking (si es que vas a andar por las montañas). También, es bueno que lleves unas chanclas para estar en la alberca o la playa.  

 

Sea cual sea el calzado que lleves, asegúrate de estrenarlo antes de tu viaje para evitar que allá te salgan ampollas.

Protección solar

 

Tanto si viajas en verano como en invierno o en algún momento intermedio, siempre debes llevar protección solar. No olvides una gorra, lentes de sol y mucho bloqueador solar con un alto factor de protección.

Protección contra la lluvia

 

También, al planear tu viaje a Europa debes tener en cuenta la lluvia. Ven preparado en cualquier época del año con un impermeable o poncho para lluvia y un pequeño paraguas de viaje.

Bolsa o mochila de día 

 

Estarás en Europa de arriba para abajo durante el día, por lo que necesitarás una bolsa o mochila cómodas para guardar los artículos esenciales para tus paseos: botella de agua, cartera, cámara, bloqueador solar, lentes de sol, etc. 

 

Ya sea que lleves una mochila o una bolsa que puedas cruzarte cómodamente, asegúrate de que sea ligera, impermeable, a prueba de robos y con muchos bolsillos para que te quepa todo de manera más organizada. Para salir de noche puedes llevar una bolsa más pequeña.

Botiquín médico

 

Aunque normalmente podrás encontrar todo lo que necesites una vez que llegues a Europa, siempre es útil llevar un pequeño botiquín con las pastillas y medicinas esenciales que puedas llegar a necesitar en caso de dolor de cabeza, dolor de estómago, fiebre y garganta irritada. No olvides llevar también desinfectante de manos, gotas para infecciones en los ojos, repelente de insectos y pastillas para el mareo. 

 

Si tienes el sueño ligero, lleva tapones para los oídos y un antifaz para dormir.

Botella de agua reutilizable

 

En la mayoría de los países de Europa occidental el agua de la llave es potable, así que podrás rellenar tu botella de agua en donde sea. Esto te ayudará a ahorrar dinero y a no producir basura.

Adaptador de viaje y multicontacto

 

Súper importante que lleves un adaptador de viaje para poder conectar tus aparatos a la corriente eléctrica. En Europa los contactos son diferentes a los de México, así que, si no vas preparado, no podrás cargar tu celular y otros gadgets que lleves. 

 

Si vas a visitar un solo país, puedes investigar el tipo de enchufe y voltaje para comprar un adaptador que funcione. Si vas a visitar varios países, lo más recomendable es que compres un adaptador universal. 

 

Si tienes muchos aparatos electrónicos o viajas con otras personas, un multicontacto te será muy útil. Podrás poner a cargar todo al mismo tiempo y, si solo hay una toma de corriente en la habitación, no tendrás que pelearte por quién la usa primero.

hola! escríbenos